10 claves para reducir el riesgo de enfermedad aterosclerótica cardiovascular (EACV) mediante el manejo del colesterol

La enfermedad aterosclerótica cardiovascular (EACV) es una de las principales causas de muerte en la actualidad. Estas son las 10 recomendaciones de la Asociación Americana del Corazón (AHA) y del Colegio Americano de Cardiología (ACC) para reducir el riesgo de EACV por medio del manejo del colesterol:1 
  1. En todos los pacientes es fundamental implementar un estilo de vida saludable para proteger el corazón a lo largo de la vida: en todos los grupos etarios esta es la principal intervención para el síndrome metabólico.1
  2. En pacientes con EACV clínica, reducir el colesterol unido a lipoproteínas de baja densidad (C-LDL) con estatinas de alta intensidad o con dosis máximas toleradas de estatinas: a mayor reducción del C-LDL con estatinas, mayor será la reducción del riesgo. Se debe utilizar una dosis máxima tolerada de estatinas para reducir los niveles de C-LDL ≥50%.1
  3. En pacientes con EACV de muy alto riesgo se debe usar el umbral de C-LDL de 70 mg/dL para considerar la adición de terapia sin estatinas al tratamiento con estatinas: el riego muy alto incluye un antecedente de múltiples eventos significativos de EACV o 1 evento importante de EACV y múltiples condiciones de alto riesgo.1
  4. En pacientes con hipercolesterolemia primaria grave (C-LDL ≥190 mg/dL), sin calcular el riesgo de EACV a 10 años, se debe comenzar el tratamiento con estatinas de alta intensidad: si el nivel de C-LDL permanece ≥100 mg/dL, es razonable agregar ezetimiba.11
  5. En pacientes de 40 a 75 años con diabetes mellitus y C-LDL ≥70 mg/dL, se debe comenzar el tratamiento con estatinas de intensidad moderada sin calcular el riesgo de EACV a 10 años: en aquellos pacientes con múltiples factores de riego o con edad entre 50 y 75 años, es razonable usar una estatina de alta intensidad para reducir el C-LDL ≥50%.1
  6. En adultos entre 40 y 75 años evaluados para la prevención primaria de la EACV, se debe llegar a un acuerdo entre el médico y el paciente antes de empezar un tratamiento con estatinas: la discusión del riesgo debe incluir una revisión de los principales factores de riesgo, como tabaquismo, presión arterial elevada, C-LDL, hemoglobina A1C y riesgo calculado a 10 años de EACV.1
  7. En adultos entre 40 y 75 años no diabéticos y con C-LDL ≥70 mg/dL, con un riesgo de EACV a 10 años ≥7,5%, se debe iniciar una estatina de intensidad moderada, si las opciones de tratamiento favorecen el inicio de estatinas: los factores que aumentan el riesgo favorecen el tratamiento con estatinas.1
  8. En adultos entre 40 y 75 años no diabéticos y con riesgo de EACV a 10 años de 7,5%-19,9%, los factores que aumentan el riesgo favorecen el tratamiento con estatinas: los factores que aumentan el riesgo incluyen antecedentes familiares de EACV, C-LDL ≥160 mg/dL, síndrome metabólico, enfermedad renal crónica, antecedentes de preeclampsia o menopausia prematura, entre otros.1
  9. En adultos entre 40 y 75 años no diabéticos y con C-LDL ≥70 mg/dL – 189 mg/dL, con riesgo de EACV a 10 años de 7,5%-19,9%, si la decisión sobre el tratamiento con estatinas es incierta, se debe considerar medir el calcio arterial coronario (CAC): una puntuación del CAC de 1 a 99 favorece el tratamiento con estatinas, especialmente en pacientes mayores de 55 años.1
  10. Evaluar la adherencia y el porcentaje de respuesta a los medicamentos para reducir el C-LDL y los cambios en el estilo de vida por medio de un perfil lipídico de 4 a 12 semanas después del inicio de la estatina o del ajuste de la dosis: se debe volver a evaluar cada 3 a 12 meses según sea necesario.1

Referencia:

1. American College of Cardiology (ACC), American Heart Association. 2018 Guideline on the Management of Blood Cholesterol. Update June 2019.

Publicaciones Recomendadas