Adversidad en la infancia, un detonante del síndrome de intestino irritable

adversidad-infancia

Uno de los trastornos funcionales gastrointestinales crónicos más frecuentes es el síndrome del intestino irritable (SII), cuyas características son la presencia de dolor abdominal recurrente y alteraciones del ritmo de las deposiciones, que pueden presentarse en forma de diarrea, estreñimiento o ambas. En el SII la hinchazón y distensión abdominal son muy comunes.1

Los trastornos motores digestivos, la hipersensibilidad intestinal, la disfunción del eje cerebro-intestino, la inflamación de poca intensidad en la mucosa intestinal, la activación inmunitaria y la disbiosis son los mecanismos fisiopatológicos que se han relacionado con el SII. Sin embargo, aunque lo más probable es que el SII sea un trastorno multifactorial, la mayoría de los tratamientos farmacológicos se dirigen hacia un solo mecanismo o un solo subtipo de SII.2

Por tanto, como enfermedad multifactorial, el SII requiere un tratamiento combinado dirigido a diferentes mecanismos. El bromuro de pinaverio (BP) es un derivado del amonio cuaternario, que se absorbe poco y tiene efectos farmacológicos pronunciados en el tracto gastrointestinal en lugar del sistema cardiovascular, lo que proporciona un perfil de alta seguridad.1, 2

Por su parte, se ha demostrado que la acción antiespumante de la dimeticona (D) tiene la propiedad de disminuir la tensión superficial del flujo y se ha utilizado como agente de visualización en la endoscopia y colonoscopia, ya que previene la formación de burbujas y la retención de gas.2

La eficacia de 100 mg de BP y 300 mg de dimeticona (PB/D) en el tratamiento del SII ya sido demostrada en un ensayo clínico en México en 2013. En este estudio, el PB/D mejoró el dolor y la distensión abdominal, y la frecuencia y la consistencia de las deposiciones en todos los subtipos de SII, después de 4 semanas de tratamiento.2

En un ensayo controlado reciente se evaluó la eficacia, la calidad de vida y el perfil de seguridad del PB/D durante 12 semanas, en comparación con placebo, en pacientes con SII-Roma II activo. Se incluyó un total de 285 pacientes (83% mujeres), que recibieron al menos 1 dosis de PB/D (140) o placebo (145). Por primera vez, se demuestra la eficacia de la combinación de PB/D sobre placebo en el tratamiento del dolor y la distensión abdominal evaluados por los pacientes. Además, el PB/D produjo un cambio en los tipos de heces que, en la escala Bristol, pasaron de 3 a 5, principalmente en los pacientes SII-E y SII-M. Finalmente, el PB/D fue seguro y bien tolerado.2

El efecto significativo sobre la distensión abdominal con PB/D es importante, ya que pocos tratamientos han demostrado ser efectivos en este síntoma particular. La mejora en la distensión abdominal puede deberse a las propiedades relajantes del músculo liso del PB, sumadas al efecto antiespumante de la D. De hecho, una revisión sistemática y un metaanálisis de los antiespasmódicos disponibles en México informó que solo la combinación de PB/D fue eficaz para la distensión abdominal.2

En conclusión, el tratamiento combinado con PB/D ha demostrado ser eficaz para el tratamiento del SII. En este ensayo reciente apoya el concepto de que un tratamiento combinado es un enfoque conveniente para el tratamiento del SII.2


Referencia:

1.     Costa-Barney VA, Ovalle-Hernández AF. Rol de los antiespasmódicos en el manejo del síndrome de intestino irritable (SII). Rev Colomb Gastroenterol. 2019;34(3):269-276.

2.     Schmulson MJ, Chiu-Ugalde J, Sáez-Ríos A, López-Colombo A, Mateos-Pérez GJ, Remes-Troche JM, et al. Efficacy of the Combination of Pinaverium Bromide 100 mg Plus Simethicone 300 mg in Abdominal Pain and Bloating in Irritable Bowel Syndrome: A Randomized, Placebo-controlled Trial. J Clin Gastroenterol. 2020; 54(4):e30–e39.

Publicaciones Recomendadas