Multivitamínicos en el embarazo: menor riesgo de trastornos del espectro autista (TEA) en niños

Los trastornos del espectro autista (TEA) se caracterizan por deficiencias en los campos de la interacción social, la comunicación verbal y no verbal y las conductas repetitivas y restrictivas. Los primeros signos de TEA se presentan con mayor frecuencia antes de los 3 años de edad.

Dado que durante las últimas décadas la prevalencia de TEA ha aumentado constantemente, es necesario fortalecer las estrategias de prevención y tratamiento de los TEA.1

En los últimos años, el uso de multivitamínicos se ha vuelto cada vez más popular debido a una mayor consciencia de la importancia de la salud. La deficiencia de vitaminas maternas se ha asociado con un aumento de los defectos del tubo neural (DTN), cuya incidencia puede reducirse a través de la suplementación con ácido fólico, por lo que las mujeres que planean quedar embarazadas deben tomar un suplemento multivitamínico.1

Varios estudios han explorado la posible relación entre la suplementación con multivitamínicos maternos y el riesgo de TEA en los niños. Sin embargo, los resultados han sido inconsistentes, por lo que se llevó a cabo una revisión sistemática y un metaanálisis de artículos relacionados para evaluar la asociación real entre la suplementación materna con multivitamínicos durante el período prenatal y el riesgo subsiguiente de TEA en los niños.1

En esta revisión se agruparon los datos de 5 artículos que incluían 231.163 niños y 4.459 casos. Los resultados del análisis general revelaron que el riesgo de TEA en los niños cuyas madres usaron suplementos multivitamínicos prenatales disminuyó significativamente, en comparación con los hijos de madres sin dichos suplementos. Los análisis de sensibilidad mostraron que el resultado principal del metaanálisis no se vio influenciado por un único ensayo, tampoco se encontró sesgo de publicación y los hallazgos del análisis general fueron consistentes con los de los análisis de subgrupos. Por lo tanto, sobre la base de la evidencia existente, este estudio respalda la asociación entre la suplementación materna con multivitamínicos durante el período prenatal y un riesgo reducido de TEA en los niños.1

A través de los análisis de subgrupos se encontró que la suplementación materna con multivitamínicos antes del embarazo se relacionó con una reducción más notoria del riesgo de TEA, en comparación con el uso de multivitamínicos por parte de las madres durante el embarazo (reducción del riesgo del 60% versus el 43%). En teoría, esto sugiere que las mujeres que toman suplementos multivitamínicos antes del embarazo pueden tener una menor posibilidad de dar a luz a un niño con TEA, lo que indica que las madres deberían tomar suplementos multivitamínicos lo antes posible.1


Referencia:

  1. Guo BQ, Li HB, Zhai DS, Ding SB. Maternal multivitamin supplementation is associated with a reduced risk of autism spectrum disorder in children: a systematic review and meta-analysis. Nutr Res. 2019;65:4-16.

Publicaciones Recomendadas